Curiosidades del Ejército del Aire: Formación de Pilotos.

En el Ala12 RV somos admiradores de nuestro Ejército del Aire y hemos querido saber cómo se forman los pilotos que van a velar por la seguridad de los cielos en España.

Todos los futuros oficiales, pilotos o no, pasan por la Academia General del Aire, con sede en San Javier, Murcia. El ingreso no es fácil y sólo lo consiguen los que tienen una excelente capacidad de sacrificio.

Después siguen dos años de estudio, sin subirse a un avión. Formación militar, idiomas, formación física y aulas teóricas componen la vida de estudiante de estos jóvenes.

Al tercer año son ascendidos a alférez y es aquí donde comienza el contacto con el pilotaje. En este año se estrenan como pilotos en la avioneta E-26 ‘Tamiz’. Estos vuelos de contacto irán a determinar si el alumno tiene capacidad para ser piloto. Puede ser que no se dé bien y el alumno entonces es dirigido para oficial no piloto en otros servicios del Ejército del Aire.

Enaer T-35C Pillán (E.26)
Los que superan la prueba, ya en el cuarto año, son formados en el avión a reacción más popular entre los españoles, el C-101 ‘Mirlo’, el mismo que usa la Patrulla Águila en sus exhibiciones. Según la capacidad que demuestren los alumnos durante este año, son divididos por especialidad, caza y ataque, transporte o helicópteros.
CASA C-101 Aviojet

En el quinto año los alumnos son formados en su especialidad, en las diferentes bases que el Ejército tiene para cada una de ellas. Sólo los mejores lo hacen en caza y ataque en la base de Talavera la Real, Badajoz.

Por fin, el alumno recibe su despacho de teniente y es enviado a las diferentes unidades donde deberá aprender a pilotar los aviones de caza y ataque del Ejército del Aire. En el caso de nuestro querido Hornet lo hará en Zaragoza.

Compartir
Cerrar menú